Ordesa Circular Día 2: Goritz – Faja de las flores – Goritz

Primera lección del viaje

IMGP9430

El día amaneció de esta guisa. Recogimos rápidamente la tienda entre bostezos. En Ordesa estaban programando la típica salida de sol. Nos sentamos a contemplarla. Fue una gran salida de sol. Todo muy predecible, pero imponente al mismo tiempo.

IMGP9439

El valle de Ordesa… el tiempo que puede pasar uno mirando mapas, fotos o links acerca de este valle. Cuando por fin estás delante de el no sabes si estás ante la foto o ante el verdadero. En fin, espectacular en cualquier caso.

IMGP9437

Complementamos las vistas con un escueto desayuno a base de te, anacardos y salchichón.

IMGP9438

Antes de marchar, un último vistazo a mi valle. Y lo verde que era!IMGP9440

El plan era llegar adonde teníamos que haber llegado el día anterior, es decir, a Goritz, refugio mítico donde los haya. Había una hora de camino, así que aprovechamos la fresca de la mañana para tirar p’arriba.PICT0017

Véase a ese ciudadano con su camiseta transpirable y la ilusión por bandera.

IMGP9444

Tras el conveniente empujón mañanero, llegamos al Refugio de Goritz. Nos metimos un redesayuno y nos aseamos. Las instalaciones en Goritz han mejorado muchísimo. Nada que ver con aquella cloaca inmunda que había en los lavabos hace unos años. Nos encontramos un refugio moderno, limpísimo y con trato agradable.

PICT0027

Conocimos a un residente del lugar, y me acordé de mi hijo Bosco, que no pudo participar de la travesía por considerarla demasiado para el. El pobre…

IMGP9448

Vamos al grano. Hoy teníamos, sobre el papel, un día de descanso. Solo había que bordear una montaña por su parte norte, llegar a lo alto del circo de Cotatuero y de ahí hasta la Faja de las Flores, en lo alto del valle de Ordesa en su comienzo. Y sin mochilas. En mi cabeza no mas de seis horas con parsimoniosos descansos.

20150807_110948Dejamos atrás el refugio y nos pusimos a subir. Con calma, hoy tenía que ser un día amable. Saludar con una sonrisa y sacar algo de conversación a los caminantes que nos encontráramos, fotografiar hasta el último resquicio, escuchar las historias escondidas tras las piedras… esas cosas.

PICT0036 IMGP9456

Mi comportamiento en el monte, al parecer, es el de rajar como un poseso. Dar la tabarra hasta límites que desconocía, sin descanso, de cualquier cosa que se me pase por la cabeza, con párrafos infinitos. Normal si se tiene en cuenta muchos otros viajes que he hecho en soledad, donde hablas contigo mismo y a nadie le importa. Cuando no estoy hablando pongo cara de estar muy concentrado en algo profundo. Nada mas lejos de la realidad. Lo que suelo hacer es tararear en bucle alguna canción chorra, o un anuncio de la tele o algo así. Recuerdo bien este camino porque lo pasé enterito haciendo variaciones sobre Turieto Bajo, un camino del día anterior. Del tipo “Cuando el grajo vuela por Turieto Bajo ten a mano el estropajo”, o esa otra “Cuando por Turieto vuela el grajo agárrate bien lo de abajo”. Y así cientos. Soraya puede dar buena cuenta de ello. Cuando alguna vez se me escapaba algo en voz alta, seguramente pensaba que tenía cierto retraso. No le falta algo de razón.

IMGP9459

Fíjense en las curvas de esos bloques. Totalmente desconcertantes. Tengo algún amigo geólogo que gozaría sin medida con semejantes propuestas. Los que solo semos transeúntes, las disfrutamos sin más, con gestos de admiración, extrañeza e ignorancia. PICT0044 PICT0018

Mi camaruchi no comprendió bien los entresijos de la luz, y solo pudo rescatar del momento esta maraña de colores. Ahí se ve a la Sori, y arriba a la izquierda se dejó ver por primera vez el Monte Perdido. PICT0063

El día era excelente. El paso, audaz. A la hora llegamos casi sin esfuerzo al collado Millaris. Desde ahí ya teníamos a la vista el Circo de Cotatuero. En frente, la senda de los Cazadores por la que vinimos ayer.

IMGP9468 IMGP9469

La cosa es que aunque sabía hacia donde teníamos que ir, había leído que en esa zona es complicado guiarse  por la ausencia de hitos y, como hacía un rato que los habíamos perdido, echaba mano del mapa para que pareciera que controlaba la situación.

Y ahora bien, queridos amigos. Cuando se pierden las señales, qué hay que hacer? ¿Retroceder hasta el punto donde se perdieron, o descender por una maraña de piedras, rocas y algún barranquito basándose en el propio y fabuloso sentido de la orientación y la intuición? Responderé a esa pregunta delante de un abogado.

Aquí se me puede ver protagonizando el primer episodio de la serie: “Más perdido que una mancuerna en un estofado de carne”.

IMGP9470

Si. Descendimos. Y a cada paso  escuchaba pensar a Soraya: —Pero donde coño me está metiendo?—. Llegamos con la compañía de estruendosos silencios al borde del Circo, sin saber exactamente cómo volveríamos. Es interesante comprobar cómo no se hace ni una foto cuando vienen mal dadas.

…Y yo me puse a buscar algún camino que nos llevara a la Faja de las flores.IMGP9472

Soraya seguió sacándome fotos mientras se preguntaba a donde demonios iba. Sin camino, sin hitos.IMGP9473

La faja de las flores es un caminito que la naturaleza ha creado en una ladera de piedra inaccesible y vertical. Lo puse como un objetivo prioritario del viaje, por escandaloso. Por espectacular.

Pero el destino quiso que me encontrara con dos montañeros que venían de allí. Les dije nuestras intenciones y se miraron perplejos. Según parece estaba mucho más lejos de lo que creíamos. Tendríamos que caminar unas cinco horas en ir y volver. Aparte de que ellos habían tenido que conectar su GPS, cacharro que nosotros no teníamos, claro. Demasiado para un día de descanso, como le vendí a Sori.

—Pero si está ahí mismo!— Pensé.

IMGP9474

Lo correcto era dejar la Faja de las Flores para otra ocasión. Los objetivos te impulsan a la hora de caminar, sobre todo si tienes que realizar un gran esfuerzo para conseguirlos. Sin objetivos es dificil avanzar, porque no sabes para qué. Si el objetivo es disfrutar y avanzar sin importar hacia donde, procurarás hacerlo por una zona sencilla, donde no sea necesario preocuparse por el cansancio, la orientación o la comida.

Lo que ocurrió, y no sería la única vez, fue que los objetivos que teníamos Soraya y yo eran diferentes. Y que cuando puse sobre la mesa el objetivo (la faja de las flores) y el enfoque (día de descanso), había algo que no cuadraba.

Otra vez será, fajilla.

IMGP9475

Total que después de una comida a base de salchichón cular, traté de resituarme con el maldito mapa. Uno se encuentra cuando no quiere y viceversa.

IMGP9479La Sori disfrutaba de las vistas de Cotatuero.

PICT0080Despues de comprobar varias veces el mapa, encontramos unos mojones que nos devolvieron a la senda correcta. Los hitos te marcan una salida fácil. Si no los sigues te metes en líos.

—Pero no estamos aquí? —Decía yo, perdido como turco en la neblina.

IMGP9480

–Venga Sori, nos vamos o qué?

PICT0086

Ya de regreso, fuí dandole vueltas a las valiosas lecciones que te ofrece el monte sin ánimo de lucro. La percepción de las distancias es una sabrosa lección. Nada que el monte no me haya dicho otras veces, pero los duros de mollera necesitamos que nos repitan las cosas.

Otra lección que agradecí a los elementos: Medir mejor la ambición al planificar la ruta. Esto no era en ningún caso un día fácil.

Una lección que si que conocía y que se aplicó conforme a la ley: Rectificar es de sabios (jijiji).

En cualquier caso, salimos de ese agujero sin problema. Ese es el collado Millaris, dirección Goritz. Y ese soy yo, barruntando las lecciones del día. Lecciones que, como se verá más adelante, por un oído me entraron y por el otro me salieron.

IMGP9481

Finalmente llegamos tras 6 horas y media de paseo. Se permite cuestionar si eso es un día de descanso.

El garabato ese que sale en la foto es mi tienda, que al ponerla rompí el palo base. Gracias a las habilidades nivel McGiver de Soraya no nos quedamos a la fresca el resto de días.

Despues de eso, supercena en Goritz, y proyectar el día siguiente, que tenía como atracción principal el viaje al monte perdido y aledaños.

PICT0090

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s