Panticosa Circular: Día 1

IMG_20160709_150831

Tras un largo viaje en coche llegamos al balneario de Panticosa.

Una zona preciosa y práctica desde la que partir, quizá algo manchada por la ristra de edificios turísticos que le han endosado, pero está en el centro del meollo, tiene a tiro algunas de las montañas más emblemáticas. A unos metros está el refugio de Casa de Piedra (1636m), al que llegamos tras cruzar una boda. Un bodorro pirenaico, pero bodorrio.

IMG_20160709_161546

Para esta empresa contamos con la participación de un heterodoxo y dinámico comando de cinco personas, cada una con sus particularidades y sus habilidades para con el grupo. De izquierda a derecha Raúl “gps-man“, Violeta “expendedora de calma”, Soraya “la constante”, un servidor y Pablo Ministro de fotografía.

IMG_20160709_162905

Terminamos de ajustar nuestras mochilas y zarpamos. El plan inicial consistía en superar 800 metros de desnivel para dormir en los aledaños del Ibón Azul Superior (2404m). Una paliza asequible para comenzar, y guiados en todo momento por las amables balizas de la senda GR11.Captura de pantalla 2016-07-17 a las 20.09.58

Enseguida supimos que el peso de las mochilas sería un problema. Dios sabe lo que me emperré con el tema, pero aún así estábamos cada uno cuatro o cinco kilos por encima de nuestras posibilidades. Encontrábamos cualquier momento para que nuestros hombros descansaran.

IMG_20160709_165627

Y como quien no quiere la cosa fuimos ganando altura, asistiendo a las clásicas riadas y cascadas por donde se precipitan las aguas de los ríos, que se abren paso de la forma más caprichosa y forman piscinas y recovecos que nos boquiabiertan.

IMG_0457

IMG_20160709_164601

IMG_0450

IMG_20160709_174737

Sin tiempo para asimilar, cuando aún estamos saboreando el exceso de equipaje, nos topamos de golpe con la primera dificultad del día, aquella que llaman “cuesta del fraile”, una manera zigzagueante de ascender 300 metros de desnivel de sopetón.IMG_0460IMG_0462IMG_0464IMG_0466

Ese esfuerzo nos permitirá llegar al Ibón bajo de Bachimaña (2150m), donde se levanta a su vez el Refugio de Bachimaña. Paramos y reajustamos de nuevo las mochilas. Empezamos a sentirnos lejos del asfalto, el internet y y los desmanes prescindibles de la civilización. Primer paso para encontrar la conexión con la naturaleza.

IMG_0470

Fuerzas, bien. Cabeza, bien. Mochilas, desastre. Tiramos de barritas, que cargamos con 200 no es broma, para reponernos. Pregunto en el refugio cómo están de nieve los pasos, me dicen que jodidos. Obligatorio piolet y crampones. Pregunto a quien contactar en caso de emergencia, el 112 me dicen, como es natural. Refugio precioso por cierto. Nos vamos.

IMG_20160709_191456

Muy pronto sorteamos el primer nevero, sin crampones, facilito, y ya se palpaban los nervios. En el grupo unos tenían la nieve como si fueran chanclas, otros lo consideraban terreno hostil y traicionero. Eran momentos felices.

IMG_0474IMG_0478

Nos hizo una tarde fabulosa. Nos la pasamos subiendo y dudando de si manga corta o larga, que si cortavientos o braga… Y mientras tanto un atardecer generoso con los colores, nos lo tragamos enterito con sabia predisposición. El Ibón de Bachimaña quedaba atrás…IMG_0480IMG_0479…y en un tiempo bastante decente llegamos al Ibon azul inferior (2380m). Le quedan algunos bloques de hielo que aún no se han derretido y Pablo aprovecha para hacerle fotos. Es su trabajo, como no podía ser de otra manera.DCIM101GOPRO

IMG_20160709_202624

El paisaje es esperanzador, y nosotros nobles espectadores buscando refugio. La combinación pinta bien. Me aseguré de buscar por internet algún lugar para poner tienda, y todo indicaba que lo encontraríamos en el Ibón Azul superior. Los aventureros que hayan vivaqueado saben de la importancia de establecerse en una base plana, sin piedras o socavones. El día apuraba y había que estar atento.IMG_20160709_202633

Unos gramos más de aventurilla y de pasos expuestos para abandonar la periferia del Ibón Inferior…IMG_20160709_202758IMG_20160709_203809

…para llegar por fín al superior (2458m). Aparece de frente como un coloso la marmolera de los infiernos por primera vez. Y por la derecha también distinguimos las palas de nieve que nos tocará subir al día siguiente. Bastante respeto, pero no miedo. No en ese momento.IMG_20160709_210139

Y al pie de los Infiernos ponemos nuestras tiendas, que velarán por nosotros en una noche que se adivina plácida. Cena y a dormir.IMG_20160709_212956

Se nos ofrece una espectacular puesta de sol que aceptamos con humildad…IMG_0487…y un vigilante se asoma al fondo con los últimos rayos del día.

IMG_0488

Los pensamientos antes del sueño son emocionantes, pero generan muchas dudas. La nieve, el exceso de exposición y el vértigo son variables que a veces no se pueden controlar. Seremos capaces? Seremos prudentes?IMG_20160709_224538

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s